Uno de los últimos proyectos que hemos realizado ha sido la reforma de esta vivienda donde aprovechando el parqué, las carpinterías exteriores y las puertas correderas se han renovado el recibidor, la sala de estar integrada con el despacho y el dormitorio principal. De esta manera, se han unificado los espacios, con el hilo conductor de un material noble y cálido como es el roble oscuro.

Hemos conseguido una sala de estar funcional y elegante, abrazada por arrimaderos de madera, que comparte el espacio mediante un mobiliario funcional que también oculta radiadores y aparatos climatizadores y que está iluminado con tiras de led graduables que funcionan telemáticamente.

En el caso del mueble TV, cabe destacar cómo se integra totalmente el televisor dentro del arrimadero incluyendo un soporte que permite extraerlo y orientarlo. En la parte inferior, encontramos tres puertas correderas donde la central está forrada con una tela que permite traspasar las ondas y los rayos infrarrojos de los aparatos electrónicos huyendo de la tradicional puerta de cristal.

En el dormitorio principal, siguiendo la misma línea, se combina la madera de roble oscuro con el cuero natural, tanto en el cabezal como en los frontales de las mesitas de noche, suspendidas confiriendo confort y belleza en el espacio. Justo delante de la cama, una cómoda con cajones con tiradores integrados, oculta el aparato de aire acondicionado.