El blanco es el color vertebrador de la reforma de este pequeño apartamento de Calella de Palafrugell. La tonalidad clara del mobiliario dota al espacio de mayor luminosidad, amplitud, funcionalidad y calidez, acentuada con la instalación de parqué en el suelo.

La estancia principal, que concentra en un único espacio diáfano la sala de estar, el comedor y el dormitorio (oculto por una puerta corredera), gira en torno a un gran sofá color ocre en forma de L y una mesa baja.

En Llorens Ebanistería hemos fabricado todos los muebles de la sala, donde la estantería cobra un papel protagonista por su ubicación central, su forma dinámica y las opciones organizativas que ofrece. Núria Llorens firma el interiorismo de este apartamento.