Dentro de la última intervención que hicimos en la Sacristía de la Sagrada Familia se tienen que incluir unas mesas auxiliares resultado de un trabajo artesanal, donde la madera de roble macizo ha sido la gran protagonista.

El sobre de las mesas dispone de un canto perimetral con un bisel inferior y la parte central está formada por un conjunto de láminas ensambladas y donde la estructura formada por listones traspasa a la cara vista y divide la mesa en seis partes, mostrando un dibujo lineal que recuerda a una estrella.

Por otro lado, las dos patas están formadas por tres pies cada una con diferentes inclinaciones, que recuerdan a las inclinaciones de las columnas del Templo.

El resultado son unas piezas únicas, que transmiten la esencia de la profesión de ebanista y de la alta ebanistería en su máxima expresión.