Este mes os presentamos un nuevo proyecto de la interiorista Bárbara Sindreu. Se trata de un baño de estilo minimalista donde la madera tiene un papel muy destacado, aportando la calidez necesaria en un espacio tan importante como el baño, donde nos dedicamos a nuestro cuidado personal.

El mobiliario está formado en primera línea por un mueble con dos lavamanos empotrados, dos cajones y una parte abierta que hace de estantería, seguido de un mueble alto con dos puertas y un cajón de grandes dimensiones. Las puertas y los cajones están construidos con tiradores integrados.

En la zona de la ducha, hemos construido con madera maciza una reja a base de listones y  enrasada al suelo cerámico, una hornacina encastada que hace de jabonera y un banco con forma de U invertida. El baño dispone de varias zonas revestidas de madera, como los forros para la ventana inclinada, la pared divisoria y la estantería sobre el botón del inodoro. Los accesorios (colgador y portarrollos) han sido diseñados exclusivamente por la interiorista. En conjunto, todo ha sido construido con madera de Iroko barnizado natural, una madera tropical preparada para estar en ambientes húmedos, y muy propicia para este tipo de estancias, aportando calidez visual y también al tacto.