La madera es una de las materias primas que se utiliza desde el inicio de los tiempos y actualmente es muy presente en nuestra vida. En casa y en el Trabajo, en forma de muebles y objetos, y al exterior en forma de esculturas, casas y otro tipo de edificaciones.
Para gestionar las múltiples necesidades existen diferentes tipos de madera, con características específicas y finalidades muy diversas.

En este post repasamos las principales clasificaciones que se hacen de la madera, así como ejemplos concretos de proyectos elaborados en Ebanistería Llorens.

Maderas del hemisferio norte vs. tropicales
La primera clasificación que se hace es la que distingue entre maderas europeas y América del norte y maderas tropicales. Las primeras son propias de Europa y de América del Norte, y normalmente se obtienen en el hemisferio Norte y en las zonas temperadas de Europa, mientras que las segundas son aquellas que provienen de América Latina, África y zonas de Asia.

Las maderas del hemisferio norte se pueden clasificar en dos subtipos:

01_brossa-7copiaMaderas frondosas: Son más duras y resistentes y en consecuencia requieren un trabajo más intenso. Además, son más valoradas y su precio es más elevado. Están indicadas para la construcción de ebanistería de lujo, como estos muebles litúrgicos de la Sagrada Familia o el mobiliario de esta borda andorrana. Las maderas más conocidas de este tipo son la haya, el nogal, el roble, la encina, el olmo, el arce con el que construimos el mobiliario de esta segunda residencia de La Cerdaña, o el castaño.

Maderas resinosas: Son más blandas y se pueden trabar más fácilmente. Son una de las maderas más usadas a lo largo de la historia. Se usan para carpintería, tableros, puertas y ventanas. El pino, el abeto y el ciprés son los principales ejemplos.

Por otro lado, encontramos las maderas tropicales que se caracterizan por su resistencia a la intemperie y sobre todo a la humedad. Así pues, estas maderas se usan para muebles exteriores, como por ejemplo en este jardín de madera de ipe, y también mobiliario para baños, como por ejemplo para esta sauna de madera de ayous, procedente de África.

Entre las principales maderas tropicales encontramos la de teca, de caoba, de ébano entre otras.

Maderas blandas vs. Duras
Otra clasificación es la que diferencia entre maderas blandes y maderas duras. Las primeras son las de árboles de crecimiento rápido y hojas perennes. Así pues, las maderas resinosas generalmente son maderas blandas. Por otro lado, encontramos las maderas duras, de árboles de crecimiento lento, tronco grueso y hojas caducas. Las maderas frondosas y tropicales se consideran maderas duras.
Otra diferencia entre ambas maderas es su precio. Las maderas blandas son más asequibles que las duras, mientras que estas últimas son más apreciadas que las primeras.

Si tienes cualquier duda o idea, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.